Nueva Ley de InmigraciĆ³n en EspaƱa

La nueva ley de inmigraciĆ³n fue aprobada ayer por la CĆ”mara de Diputados. Es la cuarta reforma en los Ćŗltimos ocho aƱos y la primera que impulsa el Gobierno de Zapatero. Todo ello a pesar de las numerosas manifestaciones de oposiciĆ³n y rechazo por parte de organizaciones sin Ć”nimo de lucro, asociaciones de inmigrantes, organizaciones humanitarias, AmnistĆ­a Internacional y otras.

La ley fue aprobada por 185 votos, con el apoyo del Partido Socialista, CoaliciĆ³n Canaria (CC), el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y el Partido Nacionalista CatalĆ”n Convergencia i UniĆ³ (CiU), mientras que el Partido Popular la rechazĆ³ y el siguiente paso es someterla al Senado. Mientras tanto, la Asamblea aprobĆ³ 300 de las 732 enmiendas presentadas por los diferentes grupos polĆ­ticos.
Ver: Enmiendas presentadas en el Parlamento para modificar la Ley de ExtranjerĆ­a.

Consuelo RumĆ­, secretaria de Estado de InmigraciĆ³n y EmigraciĆ³n, expresĆ³ la satisfacciĆ³n del Gobierno estatal por la reforma de la ley, afirmando que se trata de una ley moderna que garantiza los derechos fundamentales de todos los inmigrantes, entre otros aspectos.

La ley mantiene las disposiciones que restringen los criterios de reagrupaciĆ³n familiar, amplĆ­a el periodo de residencia legal a cinco aƱos para los inmigrantes que deseen reunirse con sus descendientes y sĆ³lo les permite solicitar la reagrupaciĆ³n familiar si son mayores de 65 aƱos.
VĆ©ase tambiĆ©n: Restricciones a la reagrupaciĆ³n familiar segĆŗn la nueva Ley de ExtranjerĆ­a.

Un Ā«informe de integraciĆ³nĀ» emitido por el municipio que muestre los esfuerzos de integraciĆ³n del inmigrante (por ejemplo, el aprendizaje del espaƱol), si los hay, y que se tenga en cuenta a la hora de solicitar la reagrupaciĆ³n familiar, la residencia temporal, la residencia de larga duraciĆ³n, el arraigo o la nacionalidad.

En el caso de los inmigrantes irregulares que llegan a EspaƱa, el periodo mƔximo de internamiento pasa de 40 a 60 dƭas, lo que permite a las ONGs entrar en los centros de internamiento de extranjeros, asumiendo las ONGs y los ayuntamientos la tutela de los menores extranjeros no acompaƱados.

Se impondrƔn multas de hasta 10.000 euros a quienes faciliten la estancia ilegal de los inmigrantes ofreciƩndoles puestos de trabajo o invitaciones, que son necesarios para muchos inmigrantes de paƭses latinoamericanos que quieren entrar en EspaƱa.

Otra cuestiĆ³n controvertida es que la restricciĆ³n del registro de inmigrantes indocumentados les niega el acceso a la educaciĆ³n y a los servicios sanitarios.

VĆ©ase tambiĆ©n: 2009 La reforma de la inmigraciĆ³n en EspaƱa.

Deja un comentario